viernes, 24 de agosto de 2007

CASO FUJIMORI


De dos semanas a un mes demorará fallo definitivo para Fujimori

El presidente del panel de jueces dijo que el hecho de que Alberto Fujimori esté privado de libertad mientras se desarrolla el proceso, es una razón para acelerar una decisión, aunque anticipó que se trata de “una causa compleja”.

SANTIAGO DE CHILE.- Entre dos semanas y un mes demorará la Corte Suprema en decidir si el ex presidente peruano Alberto Fujimori será puesto en libertad o extraditado para enfrentar en su país cargos de corrupción y violación de los derechos humanos.
Aunque no hay plazo para fallar, Hugo Dolmestch, uno de los cinco jueces de la Sala Penal del máximo tribunal que definirán la suerte judicial de Fujimori, confirmó que se espera hacerlo dentro de dos a cuatro semanas.
El presidente del panel de jueces, Alberto Chaigneau, dijo que el hecho de que Fujimori esté privado de libertad mientras se desarrolla el proceso, es una razón para acelerar una decisión, aunque anticipó que se trata de “una causa compleja”.
Fujimori se encuentra bajo arresto domiciliario en un lujoso condominio a la salida norte de Santiago y no estuvo presente durante los alegatos esta semana.
Tras escuchar el día anterior los alegatos de los abogados de Fujimori, Gabriel Zaliasnik, y del estado peruano que requiere la extradición, Alfredo Etcheberry, los magistrados dejaron la causa “en estudio”, lo que significa que no emitieron voto, y el lunes iniciarán las deliberaciones.
Antes de escuchar a Zaliasnik y Etcheberry, oyeron una larga descripción de las acusaciones contra Fujimori y del desarrollo del juicio presentada por la relatora judicial Paola Plaza.
Zaliasnik insistió en que las pruebas aportadas en la acusación peruana contra el ex presidente de 69 años no son suficientes y no cumplen con los niveles de certeza requeridos por la legislación chilena. Agregó que, además, algunos de los delitos están prescritos.
“Fujimori fue un presidente civil, democráticamente elegido, pero este alegato no es para probar su honestidad, sino para resolver si las pruebas sirven para su extradición”, afirmó Zaliasnik.
Etcheberry, por su parte, dijo que no es posible que Fujimori, dado el grado de concentración del poder que ejercía, no haya conocido lo que ocurría.
“No hay duda de que Fujimori no puede ni debe alegar desconocimiento de estos hechos ni de las acciones que desempeñaba y, si bien pudo no haber una orden para las matanzas, no las ignoró y las ocultó”, afirmó Etcheberry.
Además de 10 casos de corrupción, Perú acusa a Fujimori por los 25 asesinatos en las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos a comienzos de la década de 1960.
La decisión de los jueces parece incierta. En el proceso previo, la fiscal de la Corte Suprema, Mónica Maldonado, recomendó que Fujimori sea extraditado, pero el juez Orlando Alvarez, que falló en primera instancia, rechazó la extradición acogiendo el argumento de que las pruebas no eran concluyentes.
Fujimori se encuentra en Chile desde noviembre de 2005.

No hay comentarios.: