miércoles, 3 de octubre de 2007

Alertas

APRODEH DENUNCIÓ ANTE CIDH AUTORITARISMO DE RÉGIMEN DE GARCÍA


La Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la problemática generada por la criminalización de la protesta social durante el régimen de Alan García.
Entre los principales pedidos que se hizo a la CIDH fue instar al Estado Peruano y a las autoridades judiciales a derogar ni aplicar los Decretos Legislativos promulgados el pasado 22 de julio, dado que son contrarios a los convenios internacionales sobre derechos humanos de los que el Perú es parte. También se solicitó una respuesta adecuada del Gobierno frente a las protestas sociales conforme los estándares interamericanos relativos a la libertad de expresión, que incluyen la protección de las opiniones críticas del gobierno y la libertad de asociación, así como instar a las autoridades peruanas a investigar, juzgar y sancionar de manera seria, eficaz e imparcial todos los delitos contra ciudadanos que han cometido las fuerzas de seguridad durante el último año, además de los actos de hostigamiento contra líderes sindicales y ambientales.
Cabe recordar que dichos decretos declaran la inimputabilidad de los policías y militares que afecten a ciudadanos “en el cumplimiento de su deber y usando sus armas en forma reglamentaria”, distorsionan la noción de flagrancia para permitir detenciones sin mandato judicial hasta 24 horas después de cometido un delito y permiten a la policía una serie de actuaciones sin intervención del fiscal. Igualmente, se extiende de manera inconstitucional la detención provisional hasta por siete días y se permite la incomunicación del detenido, sin que exista una causa clara.
“En los últimos meses se ha producido una severa restricción a la libertad de reunión y de expresión. Además, se han producido numerosos casos de detenciones arbitrarias a campesinos, dirigentes sindicales y estudiantiles, algunas de las cuales han implicado fuertes maltratos para los implicados, como ha sucedido en el caso de Totorococha”, explicó Wilfredo Ardito, responsable del área de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de APRODEH.
APRODEH ha señalado que estos decretos ya vienen siendo invocados por el Ministerio Público para exculpar de responsabilidad al policía César Salas, acusado de haber asesinado al adolescente Jonathan Condori en Sicuani, el primer caso del gobierno de Alan García en que la represión de una manifestación social implicó la muerte de uno de los manifestantes, ocurrida en agosto de 2006.

Datos
En Agosto de este año, la Defensoría del Pueblo presentó un informe en el que analiza y alerta al Estado respecto de la inconstitucionalidad y necesaria derogación de estos decretos, que atentan contra la propia Constitución y los derechos humanos de los peruanos. APRODEH se ha sumado a este pedido, alertando que las facultades otorgadas al Poder Ejecutivo para enfrentar el crimen organizado, pueden generar la impunidad de policías o militares y colocar a los ciudadanos en total vulnerabilidad, poniendo en serio riesgo sus derechos.
En los meses siguientes, las fuerzas policiales han matado a los ciudadanos Cirilo Tuero (Abancay), Marvin Gonzáles (Chimbote), Oscar Fernández y Julio Raymundo (Casapalca), Sergio Alanoca (Puno) y Julián Altamirano (Andahuaylas), mientras que el uso excesivo de la fuerza contra delincuentes comunes ha ocasionado las muertes del empresario Guillermo Li (Lima) y el niño Imel Huayta (Puno). A esto se suma, las muertes no esclarecidas del campesino Isidro Llanos (Cajamarca) y la profesora Herminia Herrera (Lima), en las que también ha sido acusada la Policía Nacional.
Francisco Soberón, Director de APRODEH y miembro de la delegación peruana que participará en la audiencia de la CIDH, informó que tienen previstas también otras reuniones de trabajo con la unidad de defensores de derechos humanos para dar cuenta de los hostigamientos recientes a familiares, defensores involucrados en los casos La Cantuta, Barrios Altos, las agresiones que sufrió el Memorial de “El Ojo que llora”.

No hay comentarios.: