martes, 15 de enero de 2008

Atestiguaron Felipe León, Natividad Condorcahuana y Gustavo Gorriti

Sala dispone conducción "de grado o fuerza" del agraviado Samuel Dyer Ampudia para el lunes 7

La Sala Penal Especial de la Corte Suprema de Justicia, que juzga al ex presidente Alberto Fujimori, citó hoy a un primer grupo de 25 testigos –de un total de 79– para que brinden su testimonio a partir del lunes 7 de enero, en el juicio que se le sigue al ex mandatario por los casos "Barrios Altos y La Cantuta" y "Sótanos del SIE".
La convocatoria la oficializó hoy durante la novena sesión del acto de juzgamiento, en la que rindieron sus testimonios los agraviados Felipe León León y su esposa Natividad Condorcahuana Chicaña, así como el periodista Gustavo Gorriti Ellenbogen.
A comienzos de la audiencia, la secretaria de la Sala informó de la inconcurrencia del agraviado Samuel Dyer Ampudia quien había sido citado para hoy viernes 4. Al no haber justificado su inasistencia, el Tribunal dispuso su conducción "de grado o fuerza" a la sede judicial Ate Vitarte a la sesión del próximo lunes 7.
Los 25 citados
Luego el Presidente de la Sala, Vocal Supremo doctor César San Martín Castro identificó cada uno de los testigos citados: Washington Rivero Valencia, Carlos Domínguez Solís, Jorge del Castillo Gálvez, César Barrera Bazán, Norma Espinoza Ochoa, Celso Quiroz Neuman, Miguel Santana Gogín, Miguel Figueroa Méndez, Víctor Bustamante Cuffini, Jhonny Berríos Rojas, Silvia Ibarra Espinoza, Ricardo Uceda Pérez.
También Edmundo Cruz Vílchez, Gilberto Hume Hurtado, Umberto Jara Flores, Adolfo Cuba y Escobedo, Héctor Jhon Caro, Marco Miyashiro, Juan Gonzales Sandoval, Carlos Chamochumbi Mundaca, José Delgado Bejarano, José Ferreyros Seguín, Alfonso Robledo del Aguila, Gabriel Pastor Vives y Víctor Pizarro Castañeda.
El doctor César San Martín precisó que en las siguientes sesiones, anunciará las identidades de otros testigos que deben concurrir para prestar su declaración.
Agraviados de caso Barrios Altos
Luego de esta intervención, el Presidente del Tribunal anunció la presencia de la agraviada Natividad Condorcahuana Chicaña, una de las sobrevivientes de la matanza de Barrios Altos, ocurrida la noche del 3 de noviembre de 1991.
Reveló que aquella noche vio entre ocho y 10 atacantes, dos de los cuales estaban con los rostros cubiertos, pero que no los puede reconocer. Indicó que recibió ocho impactos de bala, estuvo hospitalizada tres meses, y que nunca recibió ningún tipo de ayuda del Gobierno. Tampoco, recibió amenazas.
Posteriormente, atestiguó su esposo Felipe León León, quien dio detalles de la forma cómo los asesinos atacaron a las víctimas, que recibió seis impactos de bala, y que a raíz de las heridas estuvo hospitalizado 15 días.
Dijo que nunca recibió ayuda del Gobierno, pero reveló que después de "seis o siete años", se le acercó una persona que se identificó como el "Padre Carlos" para ofrecerle ayuda en nombre del entonces presidente Fujimori.
Señaló que acudió a una dirección que le dejó dicho personaje, donde funciona el colegio La Recoleta de La Molina siendo recibido por el extinto padre Hubert Lanssiers quien, según él, le recriminó por pedir ayuda al Gobierno. Aclaró sin embargo, que él nunca lo solicitó.
Fujimori, por su parte, respondió que nunca envió emisarios, y menos encargó al padre Lanssiers realizar tales gestiones.
Gustavo Gorriti
El tercer interrogado fue el periodista Gustavo Gorriti, quien detalló la forma cómo agentes que él identificó como el "Escuadrón Pollada" irrumpieron en su domicilio, la madrugada del 6 de abril del 1992, y se lo llevaron hasta la Comandancia General del Ejército, donde fue encerrado en un semisótano.
Indicóque ahí permaneció hasta la madrugada del día siguiente en que fue llevado hasta el local de la Dircote, donde fue recibido por el entonces jefe de esa unidad policial general Ketín Vidal Herrera, y luego encerrado en un calabozo de Seguridad del Estado.
Reveló que en el 2001, entrevistó en la prisión al general Nicolás Hermoza Ríos, y que éste le confesó que se vio obligado a firmar órdenes de detención que se iban a ejecutar durante el golpe del 5 de abril de 1992 contra opositores al régimen de entonces, "porque Fujimori y Montesinos no querían firmar".
Añadió que tras su arresto, le requisaron su computadora y documentos de investigación periodística, y que después de insistentes gestiones de organismos derechos humanos, gremios periodísticos y la comunidad internacional fue liberado.
A las 13: 30 horas, el Presidente de la Sala suspendió la audiencia convocando a las partes para el lunes 7 a las 09:30 horas.



Lima, 4 de enero del 2008DIRECCIÓN DE IMAGEN Y PRENSA DEL PODER JUDICIAL

No hay comentarios.: