jueves, 29 de mayo de 2008

HALLAN RESTOS DE NIÑOS
EN EXHUMACIÓN DE FOSA EN PUTIS



Restos óseos de alrededor de 60 personas, entre mujeres, varones, niños y niñas de diversas edades, son lo que se han encontrado hasta ahora en la exhumación que se viene realizando en la que se estima es la fosa común más grande identificada en el Perú. Se trata de una de cinco fosas existentes en la comunidad de Putis, en el distrito de Santillana, Huanta, relacionada con el trágico evento ocurrido en diciembre de 1984, cuando miembros del Ejército Peruano ejecutaron extrajudicialmente a pobladores de varias comunidades que acudieron a la base militar ubicada en Putis en búsqueda de protección.

En esta primera fosa se han hallado restos desordenados, unos sobre otros, es decir entremezclados, que dificultan su levantamiento, los cuales además por su poca profundidad y estar incompletos permiten presumir que fueron profanados.

Según Nolberto Lamilla, director de la Asociación Paz y Esperanza en Ayacucho, organización que acompaña emocionalmente a los familiares en las penosas labores de exhumación y reconocimiento de los restos “lo que más indigna es la existencia de restos de niños y niñas (5) entre 6 a 12 años de edad, lo que permite corroborar que allí mataron a familias completas”. Se han identificado también objetos de uso personal de mujeres como anillos y ganchos, y proyectiles de armas de fuego alojados entre las ropas.

Paralelamente a las labores de exhumación que realiza el Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF), se viene llevando a cabo el levantamiento de los restos en la morgue instalada en el lugar, tarea que proseguirá en la ciudad de Ayacucho.

Testimonios recogidos entre los familiares, que esperan después de 24 años recuperar los restos de sus víctimas brutalmente asesinadas, dan cuenta del terrible sufrimiento que viven aún y el deseo que tienen de brindar un entierro digno a sus seres queridos, y lograr justicia de parte de las autoridades.

…”nos sentimos tristes y pensamos que posiblemente regrese todo, a veces pensamos que vamos a morir de la misma manera, pero por ahora nos sentimos tranquilos, y aunque nuestros familiares fueron muertos por militares, aún confiamos en que ellos nos protejan”

Ayacucho, 28 de mayo del 2008
Asociación Paz y Esperanza

No hay comentarios.: