miércoles, 28 de mayo de 2008

Sala Penal Nacional condenó a dos policías por tortura a menor de edad

Ayer 27 de mayo, el colegiado de la Sala Penal Nacional, presidida por la Doctora Mirtha Bendezú dictó sentencia condenatoria contra los policías Orlando Díaz Gabriel y Víctor Solis Mejías pertenecientes a la Comisaría de la ciudad de Puno, como autores del delito de tortura en agravio de Braulio Ñaca Chambilla. Se les impuso 3 y 4 años de pena, respectivamente, la misma que fue suspendida en su ejecución, ambos fueron inhabilitados para ejercer su función por un año. Además, se les condenó al pago de 2000 y 2500 nuevos soles por concepto de reparación civil, a favor del menor agraviado.

“Es una sentencia muy importante, pues, ante la contundencia de las pruebas actuadas, los ahora sentenciados aceptaron los cargos de la acusación fiscal; es decir, se acogieron al procedimiento de la terminación anticipada. Lo reprobable de la mala actuación de los sentenciados es que torturaron a un menor de edad”, expresó Gustavo Campos, abogado de la victima y jefe del área legal de COMISEDH.

Hechos
Los hechos se remontan al 5 de Junio de 2004 en la que la victima, tenía de 17 años y se dedicaba al transporte en triciclo. Cerca de las 4 de la mañana de la fecha señalada, fue interceptado por un vecino quien lo acusó de haberle robado el triciclo. Luego de una discusión verbal y forcejeos, el vecino lo llevo a la Comisaría para sentar la denuncia. En la dependencia policial, el menor fue castigado por ambos policías para que admitiera el robo, le propinaron golpes de puños y de vara en diversas partes del cuerpo, inclusive en dos ocasiones hicieron que el menor perdiera la conciencia. Luego de ello, lo llevaron a su casa y en presencia de la familia le expresaron que la libertad del menor dependía de una “transacción extrajudicial” por lo cual, la familia aceptó darle un monto de dinero a los agentes policiales, pues amenazaron con llevar al menor al Penal.

No hay comentarios.: