miércoles, 25 de junio de 2008

NOTA DE PRENSA
Se siguen registrando casos de tortura en el Perú


Aún no se ha implementado un Mecanismo de Prevención
contra esta terrible práctica


La tortura constituye una de las modalidades más graves de violación a los derechos humanos que aun persiste en el país. Su ámbito de protección no solo abarca al derecho a la integridad física, psíquica y moral, sino también la dignidad humana como base de los derechos humanos.

El 26 de junio se celebra el Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo a las Víctimas de la Tortura, con la esperanza de generar la solidaridad hacía las víctimas y sus familiares, así como el tratamiento y la rehabilitación de las mismas.

Desde 1988 el Estado peruano es parte de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes y de su Protocolo Facultativo desde el 2006, cuyo objetivo es prevenir la tortura en todas sus modalidades.

En octubre del año pasado se venció el plazo para que el Estado peruano implemente el Mecanismo Nacional de Prevención contra la tortura, por tal razón, el Perú no está en condiciones de garantizar a las víctimas y sus familiares el acceso a la justicia y a una reparación acorde con el daño causado.

TORTURA EN EL PERU
Actualmente el Perú registra casos de tortura, los cuales han sido documentados con informes de la Defensoría del Pueblo y estudios e informes elaborados por organismos no gubernamentales de protección a los derechos humanos. Estos casos, ocurren en su mayoría en lugares de privación de libertad oficiales y no oficiales.


Según información de la Defensoría del Pueblo, se ha registrado entre los meses de agosto del 2006 y septiembre del 2007 un total de 139 casos de presunta tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes atribuidos a efectivos policiales y de las Fuerzas Armadas. De estos casos, 106 corresponden a la Policía Nacional (76%), mientras que 33 fueron atribuidos a las Fuerzas Armadas (24%). Estas prácticas vejatorias causan secuelas psicológicas irreversibles y hasta la muerte.


Grupo de Trabajo Contra la Tortura – Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

No hay comentarios.: