jueves, 2 de abril de 2009

LUCANAMARCA CONMEMORA EL XXVI ANIVERSARIO DE LA MASACRE DE CAMPESINOS




El viernes 3 de abril, se cumple 26 años de la masacre de 69 campesinos en la comunidad de Lucanamarca, provincia de Huanca Sancos, (departamento de Ayacucho), perpetrada por Sendero Luminoso en 1983. En octubre del 2006, por este hecho de sangre se condenó a cadena perpetua a Abimaél Guzmán, junto a otros miembros de la cúpula de senderista. Pasados los años de violencia política, los pobladores de Lucanamarca desarrollaron un importante proceso de recuperación colectiva de sus memorias.

El conflicto armado interno dejó profundas secuelas: un tejido social debilitado, más aún, por el desplazamiento masivo de sus pobladores; poblaciones divididas, enfrentadas y con múltiples tensiones internas; un conjunto de rencores y desconfianzas, que se proyectan en la vida cotidiana actual e impiden el desarrollo armonioso y pacífico de una comunidad.

El Libro “Lucanamarca: memorias de nuestro pueblo”, da cuenta de esta experiencia de recuperación de memorias realizada por la alianza estratégica formada por la Asociación de Familiares de Víctimas de la Violencia Política del distrito de Santiago de Lucanamarca, la Municipalidad Distrital y la Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH), esta última como impulsora y ejecutora.

El objetivo fue promover un proceso de recuperación y diálogo de memorias en Lucanamarca, en el que los pobladores, a partir de una visión crítica de su pasado, reconocieran la existencia de las diversas memorias que conviven en su comunidad. A este fin inmediato se sumó otro de más largo plazo: la necesidad de una reconciliación local y la afirmación de un proyecto colectivo, sobre la base de un tejido social reconstruido y una apuesta común hacia el futuro.

Los hechos dramáticos y los sufrimientos que afectaron, en general, a nuestra patria durante el conflicto armado interno y, de manera particular, a los habitantes de pueblos como Lucanamarca y sus anexos, incitan a que se demande una memoria y una historia que concedan a la experiencia personal y a la memoria individual o grupal el valor que poseen, no sólo por la necesidad de dejar constancia sino de dar a conocer en profundidad la manera cómo lo sucedido afectó a las personas y a los grupos, de qué manera significó que su mundo se pusiera al revés y que las relaciones familiares y sociales, lo mismo que la organización política y económica, se vieran dramáticamente modificadas. La forma de cómo se afectó lo cotidiano, temporal o permanentemente.

COMISEDH, a través de diversas experiencias de trabajo y el apoyo de la población de Lucanamarca contribuyó al desarrollo del proceso de recuperación y diálogo de memorias, hacia su reconocimiento pleno, por considerar que es un paso indispensable para su desarrollo, fomentando una Cultura de Paz y escuchando todas las voces.

Con motivo de este XXVI aniversario, se están realizando diversos actos públicos, organizados por la Municipalidad distrital, la Gobernación distrital, la Junta Directiva Comunal, la Asociación de Familiares Víctimas de la Violencia Política del distrito de Santiago de Lucanamarca y la Comisión de Derechos Humanos-COMISEDH, en el marco de la propuesta: “Acciones para el fortalecimiento del tejido social, la buena gobernanza y la promoción del Desarrollo del Distrito de Santiago de Lucanamarca, Ayacucho”, con apoyo de la Cooperación Internacional.

Ayacucho, 2 de abril del 2009

No hay comentarios.: