jueves, 1 de julio de 2010

118 personas fueron víctimas de tortura


Comisedh: 118 personas fueron víctimas de tortura
Informe. Durante el periodo 1998-2010. Presidente de dicha institución refiere que el 60% de casos se produjo en las comisarías o se inició desde la detención.Consuelo Alonzo.Si bien es cierto que la tortura en el Perú ya no se produce de manera sistemática como en la década de los 80’, esta aún se practica de manera frecuente. Así lo sostiene el presidente de la Comisión de Derechos Humanos (Comisedh), Miguel Huerta Barrón, quien refiere que desde 1998 hasta el presente año 118 peruanos fueron víctimas de tortura en comisarías, penales, sedes militares y bases de serenazgo. Y de ellas, 30 murieron como consecuencia de los golpes y maltratos recibidos.Tal como parece ser el caso de Lucio Inuma Ramírez, de 24 años, quien fue golpeado por un grupo de efectivos durante un operativo en San Juan de Lurigancho, tras lo cual habría fallecido, según afirman testigos y familiares. Responsabilidades y agresionesLos policías involucrados en este caso están siendo investigados por la Inspectoría de la Policía y el Ministerio Público, a fin de determinar si tienen o no responsabilidad en el deceso del joven, al que dicen le hallaron 97 ketes de PBC. Así como este caso, el 60 por ciento de las torturas registradas por la Comisedh, dice el presidente de esta comisión, ocurrió en una dependencia policial e incluso desde el momento de la detención. “A pesar de tenerlo ya reducido, (los efectivos) lo golpean. Esta es una práctica inadecuada, que se repite dentro del patrullero, en el momento de la detención, en la comisaría”, refiere Huerta, tras lamentar que muchas víctimas prefieran guardar silencio, lo cual permite que los efectivos continúen con sus prácticas de tortura contra personas que luego sus mismas investigaciones hallan inocentes. Caso SaúlPero no todas las víctimas, afortunadamente, optan por el silencio. Saúl Coniccilla (27) tomó valor y denunció a los serenos de la Municipalidad de Pisco: Guillermo Guerrero Caña, Héctor Moreno Solís, Alberto Pinto Ortiz y Saúl Mayhua Quintanilla, por la tortura, el secuestro y la violación sufridos. Todos ellos, hoy presos en el penal de Cachiche, reconocieron que en octubre del 2008 lo agredieron con la intención de que acepte el supuesto robo de un balón de gas. Para el abogado y miembro de Comisedh Gustavo Campos, a estos sujetos les correspondería una pena máxima de 35 años (por el secuestro). Ahora solo falta que la justicia haga su labor en ese y en todos los casos.DatosCIFRAS. El presidente del Comisedh, Miguel Huerta, precisó que la mayoría de casos de tortura se registró en Lima (48). Luego le sigue Huánuco (10 casos). SeRENOS. Desde el 2007, dijo, tienen registrado los casos de tortura que involucran a serenos principalmente durante operativos contra ambulantes. La pena por tortura agravada es de 13 años.

Fuente: Diario La República (30 de junio de 2010)

No hay comentarios.: