miércoles, 9 de febrero de 2011

SE LOGRÓ JUSTICIA EN CASO DE TORTURA DE EX RECLUTA FAP


Tras 10 años de proceso penal
SE LOGRÓ JUSTICIA EN CASO DE TORTURA DE EX RECLUTA FAP
- Sala Penal Nacional condenó a Jorge Vicente Mendoza Gutiérrez, Abrahán Gaitán Cueva y Marco Rojas Narro -entonces monitores de la FAP- como autores del delito de tortura en agravio de Frank Alfredo Romero Arrieta.
El día de hoy, viernes 4 de febrero de 2011, el Colegiado de la Sala Penal Nacional presidido por la Dra. Victoria Sánchez Espinoza e integrado por la magistradas Victoria Montoya Peraldo y Miluska Cano López (Directora de debates), dictó sentencia condenatoria en contra de Jorge Vicente Mendoza Gutiérrez, Abrahán Gaitán Cueva y Marco Rojas Narro –entonces monitores de la FAP- como autores del delito de tortura en agravio de Frank Alfredo Romero Arrieta, ex recluta de la Fuerza Aérea Peruana. Se impuso a los condenados 4 años de pena privativa de libertad, se ordenó el pago de una reparación civil ascendiente a 45,000 nuevos soles, se dispuso también que el agraviado sea asistido gratuitamente por el Hospital de la FAP de las dolencias físicas y psicológicas que aún le aquejan y que fueron consecuencia de los actos de tortura.
Los hechos se remontan a febrero de 2001, cuando Frank Romero Arrieta se presentó a prestar servicio militar voluntario en la Fuerza Aérea del Perú, siendo admitido -por estar en perfecto estado de salud física y mental- y derivado al Cuartel de Las Palmas en Surco. Sin embargo, a los pocos días de iniciado su servicio militar voluntario fue internado de emergencia por padecer de paraplejia a los miembros inferiores; exámenes médicos realizados luego, determinaron que ésta se fue consecuencia de los golpes (con macanas y palo de escoba) que le habían propinado los monitores FAP ahora condenados, Jorge Vicente Mendoza Gutiérrez, Abrahán Gaitán Cueva y Marco Rojas Narro.
Transcurrieron más de 10 años de proceso penal y recién el día de hoy, la Sala Penal Nacional hizo justicia a Frank Romero Arrieta. Durante todo este tiempo transcurrido se tuvo que sortear una serie de marchas y contra marchas en el proceso, habiéndose ganado una contienda de competencia a favor del fuero común, luego de una sentencia absolutoria anulada por la Corte Suprema y finalmente, hoy la Sala Penal Nacional en un fallo justo y reparador dictó esta sentencia que es saludada por la víctima, sus familiares y la Comisión de Derechos Humanos que acompaña el caso desde que ocurrieron los hechos.
Los hechos
El 19 de febrero del 2001, Frank Alfredo Romero Arrieta ingresó voluntariamente a prestar servicio militar en la Fuerza Aérea del Perú. El 25 de febrero contó a sus familiares que era maltratado física y psicológicamente por sus superiores. El 28 de febrero, Frank trató de comunicarse con sus familiares, llamando a una tía a quien le llegó a decir: "sáquenme de acá, me golpean mucho". En ese momento, unos sujetos de dicha institución le obligaron a colgar el teléfono, envolviéndole la cabeza con un trapo y golpeándolo con fuerza en todo el cuerpo. Como consecuencia de la golpiza, cayó al suelo y fue arrastrado hasta la puerta de ingreso de las cuadras donde dormían los reclutas.
Desde ese momento se quejaba de dolores, pero recién en la madrugada del 01 de marzo del 2001 ingresó por emergencia al Hospital Central de la Fuerza Aérea, pues no podía mover sus miembros inferiores. Pese a esta dolencia fue remitido al Pabellón de Psiquiatría sin permitir que sus familiares pudieran visitarlo, por ello se pidió la intervención de la Fiscalía, a la que tampoco permitieron el ingreso. Ante ello, se interpuso una acción de habeas corpus, logrando rescatarlo.
Como consecuencia de las torturas Frank Romero estuvo aproximadamente un mes postrado en cama sin poder caminar, luego usó corsé de metal. Actualmente se encuentra imposibilitado de realizar cualquier esfuerzo físico y está obligado a recibir terapia de rehabilitación permanentemente, además del daño psicológico que aun presenta.
Lima, febrero de 2011
COMISION DE DERECHOS HUMANOS
Con el ruego de su difusión

Persona de contacto:
Dr. Gustavo Campos
Celular 996216562
RPM #318693
Central telefónica de COMISEDH: 3305255 / 4233876

No hay comentarios.: