jueves, 11 de agosto de 2011

Las enseñanzas del cuarto hermano en Santiago de Lucanamarca



Las enseñanzas del cuarto hermano en Santiago de Lucanamarca

Raúl Rosales León(1)

El antropólogo Carlos Iván Degregori utilizó dos personajes de la famosa novela titulada Todas Las Sangres (José María Arguedas) para imaginar el ingreso de la violencia política en las comunidades campesinas de los andes peruanos. Los personajes principales son dos hermanos, don Bruno y don Fermín, quienes son hijos del patrón Aragón de Peralta. Ambos tenían ideas discrepantes con respecto a la población de la comunidad: don Fermín apostaba por la modernización de los indígenas a través de la minería y el capitalismo, pero don Bruno por ser tradicionalista quería “protegerlos” del impacto de la modernización.

Ante estas visiones dicotómicas sobre los subalternos del ande, Degregori narra la aparición de otro hermano, un hijo perdido de Aragón de Peralta, no rubio como sus hermanos, algo más moreno y radical. Este nuevo personaje de la novela es un intelectual, misti, con anteojos y con un libro debajo del brazo quien también quiere modernizar a los indios. Entonces la forma para lograr el cambio de la comunidad es por medio de una nueva ideología: el marxismo-leninismo-maoísmo. Se refiere a la descripción de Abimael Guzmán conocido como el Presidente Gonzalo, quien fue el líder del Partido Comunista “Sendero Luminoso” (PCP-SL) organización que operó como una maquinaria de guerra ejerciendo la violencia autoritaria para imponer la ideología socialista sobre las poblaciones campesinas del ande. Pero esta alternativa política y violenta causó el episodio más sangriento de la historia de la República del Perú.

Ahora volvamos a imaginar que en la novela aparece un cuarto hermano(2), cuyo nombre es Carlos Iván Degregori quien es un intelectual y político, pero a diferencia de Gonzalo, él descubrió por medio de la antropología, su libreta de campo y la diversidad cultural del Perú, la idea de democracia, la idea de igualdad e interculturalidad. Según Degregori(3): “igualdad ante la ley, que tiene que ver con democracia, ciudadanía y derechos humanos. Y a partir de la igualdad, derecho a la diferencia, que tiene que ver, entre otros temas, con equidad de género, pluralismo” (2005:36). Estas son las enseñanzas que nos dejó el cuarto hermano para pensar en un país diferente, en donde no exista una ciudadanía de primera y segunda categoría.

Desde la mirada de este cuarto hermano puedo señalar que luego del proceso de transición democrática a principios del Siglo XXI, se abrió en el Perú la oportunidad para que la población campesina pueda participar ciudadanamente en la gestión pública y decidir su futuro. Mediante un proceso de concertación y participación ciudadana en los gobiernos regionales y locales. Una de estos gobiernos locales se ubica en el Distrito de Santiago de Lucanamarca en donde el cuarto hermano empieza ha dejar su huella para superar la pobreza y el olvido por medio de la democracia participativa y ciudadana en la gestión pública desde un enfoque de género y derechos humanos.

El pasado 27 de julio, un día antes de la festividad patria, se culminó el proceso de elaboración del Plan de Desarrollo Concertado en el Distrito de Santiago de Lucanamarca. Con el trabajo conjunto del equipo técnico de COMISEDH y las autoridades municipales, los pobladores, hombres y mujeres, reflexionaron sobre sus problemas y potencialidades locales, a la misma vez concertaron su visión de desarrollo y las estrategias para superar los problemas sociales, económicos, ambientales e institucionales. En los talleres asistieron pobladores de los anexos de la Merced de Tio, San Martín de Tiopampa, San José de Huarcaya, entre otros.

Si bien el proceso fue participativo, creemos aún necesario proseguir con el proceso de fortalecimiento del tejido social iniciado en este distrito pues se notó una mayor presencia de hombres quienes lideraron el debate en el espacio público. Las mujeres tienen una menor participación en el proceso de concertación. Por este motivo, es necesario la sensibilización, elaboración e implementación de un Plan de Igualdad de Oportunidades entre hombres y mujeres para orientar estrategias de corto, mediano y largo plazo que logren superar las brechas de género en el gobierno local. Sólo de esta manera se construirá el camino para una sociedad equitativa profundizando la democracia directa en los procesos participativos y de concertación. Es menester seguir las enseñanzas del cuarto hermano para continuar luchando por la idea de democracia, género y derechos humanos en las zonas rurales post-violencia política en el Perú.




--------------------------------------------------------------------------------

1 Antropólogo, consultor de COMISEDH.
2 La idea del “cuarto hermano” fue elaborado por el antropólogo Ramón Pajuelo.
Documental Carlos Iván Degregori http://www.youtube.com/watch?v=P83K-cRhaxY
3 DEGREGORI, Carlos Iván. “Panorama de la antropología en el Perú: del Estudio del Otro a la construcción del nosotros diverso”, en Degregori (editor), No Hay País Más Diverso. Compendio de Antropología Peruana, Red para el Desarrollo de las Ciencias Sociales. Lima, 2000.

No hay comentarios.: